Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Simone Arnold-Liebster condecorada con la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania

YouTube

Mit dem Laden des Videos akzeptieren Sie die Datenschutzerklärung von YouTube.
Mehr erfahren

Video laden

El 15 de diciembre de 2023, el Cónsul General Thomas Pröpstl entregó la Orden al Mérito de la República Federal de Alemania a la testigo contemporánea Simone Arnold-Liebster en Chambéry, cerca de su domicilio en Aix-les-Bains, en la región francesa de Saboya.

El 17 de agosto de 2023, el embajador alemán en Francia, Stephan Steinlein, comunicó a Simone Arnold-Liebster, nacida ese día hace 93 años, que el Presidente Federal Frank-Walter Steinmeier le había concedido la Orden del Mérito por sus servicios para «preservar y transmitir la memoria de la tiranía nacionalsocialista».

En su discurso, el Cónsul General Thomas Pröpstl agradeció a Simone Arnold-Liebster su incansable compromiso con la labor conmemorativa, que sigue llevando a cabo en la actualidad. Tras recibir la medalla, Simone Arnold-Liebster mencionó que recordaba las palabras de su profesor de entonces, que le dijo: «No puedes seguir así. En Alemania no llegarás a ninguna parte». Lamentó que ya hubiera fallecido y no pudiera ser testigo de este honor.

En los años 30, Simone Arnold-Liebster y sus padres se unieron en Mulhouse (Alsacia) a la comunidad cristiana de los Testigos de Jehová (Estudiantes Serios de la Biblia), perseguidos en la Alemania nacionalsocialista a partir de 1933 y más tarde en toda la esfera de influencia alemana. Tras la invasión de Francia por la Wehrmacht, comienza la época de sufrimiento de la familia Arnold. En abril de 1943, Simone fue separada de su madre y deportada a un reformatorio nazi en Constanza. Allí tuvo que realizar trabajos forzados y soportar torturas mentales.

Marcel Sutter, amigo íntimo de Simone, fue decapitado en Halle el 5 de noviembre de 1943 a los 24 años por objeción de conciencia. Tras su detención en septiembre de 1941, su padre Adolphe Arnold fue enviado a los campos de concentración de Schirmeck, Dachau, Mauthausen y Ebensee, mientras que su madre Emma Arnold fue enviada a los campos de concentración de Schirmeck y Gaggenau en 1943. Max Liebster, con quien Simone se casó en 1956, sobrevivió como judío a Sachsenhausen, Neuengamme, Auschwitz y Buchenwald.

A lo largo de las últimas décadas, Simone Arnold-Liebster ha realizado innumerables entrevistas a decenas de miles de jóvenes, especialmente en escuelas estadounidenses, sobre la persecución nazi y las posibilidades de resistencia y humanidad en tiempos inhumanos. A día de hoy, trabaja varias veces a la semana por videoconferencia con clases escolares y grupos de jóvenes. Su libro «Sola ante el Leon. Memorias de una niña en la Europa nazi», un conmovedor testimonio de la persecución y resistencia de una joven.

Durante muchos años, Simone Arnold-Liebster, junto con otros supervivientes y la fundación que creó, ha estado haciendo campaña por un monumento a los Testigos de Jehová que fueron perseguidos y asesinados bajo el nacionalsocialismo. Es una gran suerte para ellos que el Bundestag alemán aprobara por unanimidad este monumento el 22 de junio, justo antes del 90 aniversario de la prohibición de los Testigos de Jehová en la Alemania nazi. Su mantenimiento corre a cargo de la Stiftung Denkmal.

El Consejo de Administración y todos los colaboradores de la Fundación Arnold Liebster les dan su más sincera enhorabuena.

Transcripción del vídeo

Anuncio en jw.org

Traducción del anuncio en jw.org en turco