Comunicado de prensa: declaración conjunta

Atentado en Hamburgo exige diligencia en la información y solidaridad con los Testigos de Jehová atacados

Estamos acompañando a los Testigos de Jehová, que fueron atacados con brutalidad en su congregación de Hamburgo la noche del 9 de marzo de 2023. Sentimos mucho lo que han pasado, tanto los heridos, como la madre del niño no nacido, las familias y amigos de los asesinados. Recordamos a las siete personas, a quienes les quitaron la vida cruelmente esa noche.

Los asesinados formaban parte de una comunidad religiosa cristiana que desde hace muchos años ha sido y sigue siendo atacada y perseguida violentamente hasta nuestros días. Los Testigos de Jehová fueron la primera comunidad religiosa prohibida por los nacionalsocialistas (nazis). Los nazis asesinaron a unos 1.800 Testigos de Jehová, porque rechazaban el servicio militar y el culto al “líder” (Hitler), se oponían a la dictadura terrorista, y apoyaban a otras personas perseguidas. Otros cientos de Testigos de Jehová murieron y miles fueron encarcelados bajo la tiranía comunista en la RDA y Europa del Este. En 1994, 400 Testigos de Jehová fueron asesinados en Ruanda por oponerse al genocidio. Hoy en día los Testigos de Jehová son perseguidos en la federación rusa, privados de sus derechos, y maltratados. Más de 100 se encuentran en prisiones y campos penales.

La política, la sociedad, y los medios de comunicación de la República Federal de Alemania tienen una responsabilidad histórica para con los Testigos de Jehová. En el momento del asesinato de siete ciudadanos alemanes, no debe permitirse que resurjan prejuicios cultivados durante décadas. Especialmente los medios de comunicación deben tener muchísimo cuidado al respecto. Al igual que ocurre con otras minorías, el umbral de la malicia, el odio, y la incitación se traspasa rápidamente, como ya es evidente en las redes sociales, pero también en algunos comentarios de la prensa de renombre.

Lo cierto es que, estos prejuicios han sido refutados por investigaciones sólidas y también en casos judiciales. El Tribunal Constitucional Federal ha concedido a los Testigos de Jehová el estatuto de entidad de derecho público. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado repetidamente la discriminación contra los Testigos de Jehová.

El hecho es que, los Testigos de Jehová son una comunidad cristiana pacífica y comprometida a rechazar la violencia, para quienes el antirracismo ya es una realidad que han vivido durante décadas.

La realidad es que muchos de los prejuicios dirigidos hacia los Testigos de Jehová como comunidad religiosa, como también contra los más de ocho millones de Testigos de Jehová en todo el mundo (de los cuales casi 200.000 están en Alemania), se formaron en tiempos de ideologías antipluralistas y de “la comunidad popular”. Círculos étnicos, nacionalsocialistas y eclesiásticos los utilizaron para justificar persecución y violencia. También en la República Federal de Alemania, la visión sobre esta comunidad cristiana estaba dominada durante décadas por «expertos», que no eran en absoluto imparciales, y cuyas propias iglesias no se oponían al nacionalsocialismo, como sí lo hicieron los Testigos de Jehová.

Además, se sabe que muchas veces los autores de crímenes buscan víctimas en su entorno personal, como, por ejemplo, en sus antiguos colegios. Por eso, queda prohibido especular sobre una relación entre la comunidad religiosa y los motivos del autor del crimen. No se puede, ni se debe abusar de las víctimas de un delito para explicar las acciones de un criminal. Se prohíbe hacer un uso indebido de este terrible crimen como una ocasión para hacer reportajes o comentarios prejuiciosos sobre los Testigos de Jehová.

Es necesario esperar las investigaciones y preservar la dignidad de las víctimas de este crimen.

Hacemos un llamado a todos los ciudadanos, especialmente a los políticos y a los medios de comunicación, para que estén a la altura de la responsabilidad histórica que tiene Alemania con los Testigos de Jehová. Y, para que muestren su solidaridad con esta comunidad cristiana no sólo hoy, sino de forma permanente.

Opongámonos todos a todo prejuicio, a todo odio, y a toda incitación. Defendamos la dignidad del ser humano, defendamos la dignidad de cada Testigo de Jehová.

Stiftung Denkmal für die ermordeten Juden Europas
Uwe Neumärker
Director

Arnold-Liebster-Stiftung
Uwe Klages, Uwe Langhals, Dr. Tim Müller
Junta directiva

————————-

Un monumento para los Testigos de Jehová, quienes fueron perseguidos y asesinados por el nacionalsocialismo, es apoyado por numerosos personajes conocidos de ciencia, política, grupos de victimas de los nazis y memorias:
Enlace a la carta de apoyo

————————-

Contacto

Stiftung Denkmal für die ermordeten Juden Europas
Presse- und Öffentlichkeitsarbeit
Tel. 030 26 39 43 26
presse@stiftung-denkmal.de

Enlace a la declaración conjunta en el sitio web de la Stiftung Denkmal

————————-

PDF de la declaración en diferentes idiomas para descargar

Alemán

Inglés

Griego

Español

Turco